La historia de Petra, la ciudad tallada en roca de los Nabateos

Petra es una zona en la que se han descubierto una gran cantidad de asentamientos que datan del neolítico, en torno al 7000 a.C. Ya por entonces se mostró como una zona interesante donde asentarse y hay cuevas y aldeas en las laderas y alrededor el wadi. En torno al S. VI a.C. la tribu nómada de los nabateos se asentaron en esta zona y permanecieron en ella durante más de 500 años. Se convirtieron en un pueblo de gran riqueza y su población llegó a alcanzar las 30000 personas gracias a que formaba parte de las rutas comerciales.

Tenían una gran cultura y además de crear su propia escritura cursiva que sirvió de base para el árabe, eran grandes ingenieros y arquitectos. Fueron capaces de hacer llegar el agua hasta la ciudad de Petra mediante canalones tallados en la roca a lo largo de cañones kilométricos. También fueron capaces de crear la fabulosa ciudad de Petra, totalmente tallada en la roca. Hoy en día se nos hace imposible de imaginar como podrían conseguir algo así. Incluso con la tecnología actual, nos llevaría años e increíbles recursos poder realizar algo similar. Podréis ver que ya tenían conceptos de belleza como la simetría, los juegos de luces, las proporciones… es un espectáculo visual y experiencial.

Más adelante Palmira sustituyó a Petra como punto importante en las rutas comerciales, que junto a las nuevas rutas comerciales por el Mar Rojo, hicieron que la civilización nabatea se hundiese y permitió a Roma hacerse con ella fácilmente. Le dieron un uso continuado e incorporaron algunos elementos romanos, como la Calle Columnada y los baños.

Al igual que al resto de ciudades de Jordania, en el siglo IV y VI, los terremotos afectaron de forma desastrosa, destruyendo gran parte de la ciudad y se abandonó. Entonces fue una ciudad perdida en la que solamente habitaban algunos beduinos que mantuvieron en secreto su localización. En 1812 fue descubierta por el explorador Jean Luis Burckhardt, que se disfrazó para engañar a los beduinos. Desde entonces el emplazamiento se convirtió en un lugar de peregrinaje para arqueólogos, poetas, artistas, exploradores,… Hasta hoy, las excavaciones siguen en marcha y se siguen desvelando multitud de secretos que aun guarda esta mística ciudad nabatea de Jordania.

El Tesoro - Petra
El Tesoro – Petra

Cómo llegar a Petra

Para llegar a Petra disponéis de varias opciones, también dependiendo desde donde vengáis. Nosotros os contamos toda nuestra ruta y otros consejos sobre Jordania aquí: Jordania – Guía de Viaje.

Coche de alquiler: Las opción más cómoda, que es la que nosotros tomamos. Desde Amán son unas 3-4 horas por la carretera del rey (King’s Road), una carretera segura y por la que es muy fácil conducir.

Autobús: La empresa Jett ofrece servicios diarios entre Amán y Petra. Podéis ver todas las rutas y horarios: aquí. El precio es de 8 JOD por trayecto (Amán-Petra).

Taxi privado: Se podrán contratar taxis privados para llegar hasta Amán (unos 90 JOD) o para ir hacia otras ciudades de Jordania, como Wadi Rum o Aqaba.

Dónde dormir en Petra

Petra se encuentra en la agitada ciudad de Wadi Musa. La ciudad ha crecido de forma exponencial gracias a que Petra es una de las maravillas del mundo y un gran reclamo turístico a nivel mundial. Por lo tanto está dotada de todo lo necesario para cubrir esta ingente demanda. Podréis encontrar numerosos hoteles, hostels, restaurantes, bares, tiendas, bazares,…

Nosotros nos alojamos en Peace Way Hotel. Está ubicado en el centro de Wadi Musa y la verdad es que acabamos encantados. Económico, limpio, bastante buena relación calidad-precio. Tardaréis apenas 5 minutos hasta la puerta de Petra en taxi o en vuestro propio coche.

Tenéis hoteles más cerca de la puerta de Petra, aunque son hoteles más caros como el Mövenpick, La Maison, Petra Moon Hotel. Desde estos hoteles apenas tardaréis unos minutos andando hasta la puerta de Petra, aunque es una zona con poca vida y si os quedan fuerzas para dar una vuelta por la noche, aquí no tendréis mucho que hacer.

Recomendaciones para Petra

Aquí os dejamos un listado de cosas que no podéis olvidaros y algunos consejos para que vuestro día en Petra sea perfecto:

  1. Agua… Llevad mucha agua. El sol es abrasador y andaréis muchos kilómetros.
  2. Unas buenas zapatillas para andar. Que no resbalen y sean cómodas, ya que haréis unos cuantos kilómetros (nosotros hicimos casi 25 Km el primer día y 22 el segundo).
  3. Crema de sol y protector para los labios.
  4. Un pañuelo típico beduino para resguardar vuestra cabeza del sol o en su defecto un gorro… aunque el pañuelo queda mucho más auténtico 🙂
  5. Los niños y vendedores os asaltarán cada 3 pasos intentando que os montéis en sus burritos, camellos, o que compréis sus pañuelos, sus piedras, sus pulseras,… suele bastar con mirarles con una sonrisa y decir firmemente “no”. Pero si se ponen pesados, mi estrategia de cambiar al alemán suele funcionar bastante bien. Cambiar el “no” por “nein” y ya veréis como parece magia.
  6. Merece la pena entrar en Petra en cuanto abren a las 6.00. Recorreréis el Siq prácticamente solos y cuando lleguéis al Tesoro os haréis una fotos espectaculares y sin turistas que os obstruyan la visión.
  7. Si queréis comprar recuerdos, podréis negociar bastante los precios, ya sea en pañuelos, lámparas, pulseras, imanes, tablillas,… nosotros conseguimos rebajar los precios hasta casi la mitad.

Visitando Petra

Petra de noche

Los lunes, miércoles y jueves a las 20.30 tiene lugar un fabuloso tour llamado “Petra by Night” (10 JOD). Al atardecer se reúnen los turistas en la entrada esperando a que el guía llame a todos dando entrada a este pequeño tour secreto. En la espera se puede recorrer el pequeño museo de la entrada en el que se nos explica la historia de los nabateos, de como construyeron esta impresionante ciudad, de sus épocas gloriosas y sus arquitecturas imposibles.

En cuanto el guía marca la salida, una gran columna de personas se encaminan por el Siq en silencio y con la única luz de las velas que se han colocado por este inmenso pasillo de rocas, sin ser plenamente conscientes de donde se encuentran, pues a oscuras apenas se aprecia la magnitud de esta apertura en las rocas creada por el agua miles de años atrás.

Después de andar durante algo más de 1 Km, de repente aparece ante nosotros el Tesoro. Una imponente arquitectura tallada en la roca. Simétrica. Perfecta. Irreal.

Nos sentamos frente al Tesoro al igual que otras muchas personas entre las velas. Un cuentacuentos beduino nos cuenta brevemente la historia de los nabateos y de como construyeron su ciudad mientras saboreamos un té con hierbabuena y cardamomo.

Sin duda un momento mágico que no os podéis perder.

Petra de noche
Petra de noche

Petra en medio día

Si solo se dispone de medio día uno puede tomarse con calma la ruta y disfrutar de un agradable paseo por el Siq mientras observa los relieves de camellos o de puertas nabateas. En el camino hacia la base del Monasterio, se irán viendo varios monumentos imprescindibles como el Teatro, las Tumbas Reales y un ascenso al Altar de los Sacrificios merecerá la pena para contemplar las vistas sobre la ciudad nabatea.

  1. Siq
  2. Teatro
  3. Altar de los Sacrificios
  4. Tumbas Reales
El Tesoro - Petra
El Tesoro – Petra

Petra en 1 día

Para ver la ciudad de Petra en un solo día, hay que prepararse para un día sin parar (si se quiere visitar todo lo imprescindible). Aun así uno se irá a casa pensando que se pierde muchas cosas y que con más tiempo se verían más monumentos, más tumbas, más vistas panorámicas. Pero con este recorrido te irás con una buena visión de la ciudad de Petra. Tras recorrer el Siq, te encontrarás con el Tesoro. Podrás ver el teatro y subir al Altar de los Sacrificios para contemplar las maravillosas vistas sobre la ciudad de Petra. Puedes bajar por la parte de atrás del Altar de los Sacrificios para llegar hasta la parte baja del Monasterio, donde podrás parar a comer algo y descansar las doloridas piernas, antes de afrontar la siguiente subida: el Monasterio. Arriba podéis volver a descansar un poco, ya que la vuelta te llevará más de una hora. A la vuelta visita la Calle Columnada y las Tumbas Reales, antes de volver a ponerte en marcha tras una última visita al Tesoro.

  1. Siq
  2. Teatro
  3. Altar de los Sacrificios
  4. Monasterio
  5. Calle Columnada
  6. Qasar Al-Bint
  7. Tumbas Reales
Tumbas - Petra
Tumbas – Petra

Petra en 2 días

Dos días en Petra a nosotros nos parece lo ideal para poder disfrutar de Petra en su plenitud. El primer día puedes hacer el mismo recorrido que lo propuesto en “Petra en 1 día” pero quitando las Tumbas Reales. Aunque si te dejas algo o si vas un poco más pausado no pasará nada, porque al día siguiente volverás. El segundo día recomendamos daros un buen madrugón para ver el Tesoro antes de que se llene de turistas. Si vais a primera hora podréis ver el Tesoro vacío y las fotos quedarán preciosas. Al terminar de contemplar esta maravilla, dirigíos a ver las Tumbas Reales. Haciendo el mismo camino y bordeando las Tumbas, podréis subir por el precioso camino que lleva al mirador sobre el Tesoro. Tras un buen ascenso y unas maravillosas vistas llegaréis a este mirador, donde probablemente estaréis solos. Es un buen momento para sacar el desayuno y tomarse un tiempo de relax. A partir de ahora tendréis tiempo de visitar alguna cosa que se os hubiese pasado el día anterior, dar una vuelta en camello, comprar algunos recuerdos con tranquilidad, hablar con los beduinos de la zona (son muy simpáticos)…

Día 1:

  1. Siq
  2. Tesoro (As Siq)
  3. Teatro
  4. Altar de los Sacrificios
  5. Obeliscos y Tumba del Soldado Romano
  6. Calle Columnada
  7. Qasar Al-Bint
  8. Monasterio

Día 2:

  1. Siq
  2. Tumbas Reales
  3. Mirador sobre el Tesoro
  4. Tesoro (As Siq)
Vistas desde Altar de los Sacrificios - Petra
Vistas desde Altar de los Sacrificios – Petra

Nuestra visita a Petra

Nosotros realizamos el recorrido que os hemos propuesto en “Petra en 2 días”, además de “Petra por la noche”. La verdad es que sabíamos que Petra iba a ser el punto fuerte de nuestro viaje a Jordania. Así que queríamos saborearlo y exprimirlo al máximo. Y eso que había otros platos fuertes en el camino como Jerusalén, el desierto de Wadi Rum, el Mar Muerto… pero Petra es una de las maravillas del mundo con razón.

La entrada a Petra a través del Siq es espectacular. El cañón formado por el agua hace miles de años se va abriendo ante nosotros con unas rocas de textura suave y sedosa.

Siq - Petra
Siq – Petra

En el camino podremos ver numerosos relieves de caravanas, al djinn, puertas talladas y lo más impresionante a mi parecer los canales que transportaban en su día el agua hasta la ciudad de Petra. Excavados a lo largo de toda la pared.

Detalle de canales excarvados en la roca - Petra
Detalle de canales excarvados en la roca – Petra

Si decidís subir al Altar de los Sacrificios, gozaréis de unas maravillosas vistas sobre las Tumbas Reales y la ciudad de Petra.

Vistas panorámicas sobre Petra desde Altar de los Sacrificios
Vistas panorámicas sobre Petra desde Altar de los Sacrificios

Caminando por el camino que baja por la parte de atrás de la montaña del Altar de los Sacrificios podréis encontrar numerosas tumbas pequeñas y cuevas donde aun viven los beduinos.

Tumbas - Petra
Tumbas – Petra

Cuesta entender como consiguieron cavar las cuevas de forma tan perfecta y uniforme. Salas cuadrangulares con estrías y aperturas al exterior que en su día servirían como mausoleo de los muertos.

Detalle de ventana en Tumba del Soldado Romano - Petra
Detalle de ventana en Tumba del Soldado Romano – Petra

Tras una parada para comer y una larga subida por escalones tallados en la piedra, podréis descubrir El Monasterio, una de las grandes maravillas de Petra y aunque no iguala El Tesoro en detalle y magnitud, os dejará con la boca abierta.

El Monasterio - Petra
El Monasterio – Petra

Por último, si habéis estado dos días o si habéis hecho el esfuerzo por subir al mirador sobre El Tesoro, os encontraréis con una de las mejores vistas de toda Petra. Un rincón secreto en donde poder descansar vuestras cansadas piernas y que sin duda os retendrá durante un buen rato, grabando la imagen que tendréis delante en vuestras retinas para siempre.

Mirador sobre El Tesoro - Petra
Mirador sobre El Tesoro – Petra

Después de visitar Petra, ¿no la contaríais entre las 7 Maravillas del Mundo?

¿Hay algún rincón de Petra que nos hayamos dejado y que pensáis que es imprescindible visitar?

¡Dadnos vuestros consejos sobre Petra!

 

¡Vótanos! 🙂

Deja un comentario