País Vasco - Zarauz
País Vasco – Zarauz

Alvarito Junior tenía 7 mesecitos de edad cuando decidimos hacer nuestro primer viaje con él en tierras no muy lejanas. Al fin y al cabo vivimos en uno de los paises más bonitos del planeta y nos quedan muchas joyas por descubrir en España.

Irene ya había estado en alguna ocasión en Bilbao. Yo (Álvaro) de pequeño en San Sebastián de camino a Disneyland París y también en Zarauz haciendo surf hace algunos veranos, y quedé totalmente enamorado de la ciudad.

Como llegar al País Vasco

El País Vasco está situado al norte de España y cuenta con una amplia red de infraestructuras de transporte.

  1. Avión: Bilbao cuenta con un aeropuerto internacional, situado a apenas 12 Km de la ciudad. Podrás encontrar vuelos a la mayoría de ciudades importantes españolas y también a Europa.
  2. Autobús: Bilbao cuenta con una importante estación de autobuses en pleno centro. Podrás encontrar destinos tanto regionales, como nacionales e incluso internacionales.
  3. Tren: La estación de tren Bilbao-Arando conecta Bilbao con ciudades como Madrid, Barcelona, Zaragoza, Málaga, Valladolid… La Renfe española cumple un servicio de alta calidad a un precio asequible.
  4. Coche: Depende desde donde viajes puede ser una buena opción viajar en coche, ya que te permite disponer de mayor libertad. Para nuestro viaje proponemos una especie de Road Trip, por lo que utilizamos el coche tanto para llegar (apenas 4 horas desde Madrid) como para desplazarnos y poder hacer todas las paradas que nos apetezcan, además de poder ser flexibles con los horarios del peque.

Dónde alojarse en el País Vasco

El País Vasco es una de las comunidades autonómas más caras de España, superando incluso a Barcelona y Madrid, debido a su buenta estabilidad económica. Nosotros siempre intentamos alojarnos en el centro de las ciudades, aunque en alguna ciudad puede ser prohibitivo.

  1. Bilbao: Sin duda merece estar en el centro de la ciudad, para poder pasear libremente por las calles peatonales. Hay varios hoteles céntricos a buenos precios. Podemos recomendar Hotel Bilbao Jardines, un bonito hotel en pleno centro a unos 80€ / habitación doble + bebé / día.
  2. Mundaca: Aquí hay pocas opciones de alojamiento, pero podemos recomendar: Eco Hotel Mundaca. Muy cerquita de la playa y en pleno centro. Un poco dificil de encontrar con el coche.
  3. Zarauz: En Zarauz puedo recomendar dos opciones en función de si buscáis un lugar súper tranquilo y con encanto (y no vais con bebé) o un lugar céntrico y más accesible. Por un lado el Gran Camping Zarauz, en lo alto de la cima que flanquea la ciudad. Es un lugar muy tranquilo y si la noche está despejada podrás ver las estrellas. Bajando por la colina llegas a la playa, y si tu intención es hacer surf, esta zona está fenomenal. Si vas con peque y no quieres estar con coche arriba y coche abajo (aparcar en Zarauz es toda una aventura) te recomiendo que busques un hotelito en el centro. Desde ahí tendrás accesibles las tiendas, restaurantes, pintxos, playa… Nosotros optamos por Hotel Olatu, muy bonito y perfectamente ubicado.
  4. San Sebastián: No sé si era debido a la fecha en la que fuimos, pero San Sebastián tenía precios imposibles (400€/noche). Por lo que decidimmos alojarnos en el Albergue Ulia, sobre una de las colinas al este de San Sebastián. Una gran decisión, pues tienen muchas cosas para los peques (Alvi es peque aun, pero había pin pon, cesped, naturaleza,… Un precio más que razonable (70€ / habitación doble + peque/ día / desayuno incluido). Además estás a apenas 10 minutos en coche hasta el centro, por lo que sale más económico bajar con el coche y dejarlo en uno de los muchos aparcamientos (llegamos a utilizar el de La Concha y el de la Catedral).

Qué ver en Bilbao

Bilbao nos encantó… nos pareció una ciudad preciosa para pasear y para vivir paseando. 2 días nos parece un tiempo razonable para ver más o menos todo, aunque por supuesto, cuanto más le dediques, más tranquilo podrás visitar todo y disfrutar de su encanto. Es una ciudad muy limpia y muy accesible para ir con peques. Con amplias avenidas, un centro histórico peatonal, grandes parques verdes, una mezcla entre tradición y modernidad. Dedicad un día entero a recorrer el centro histórico, la Catedral de Santiago de Bilbao, el Teatro Arriaga, el Mercado de la Ribera, el Ayuntamiento de Bilbao, la Plaza Nueva … no pararéis de encontrar sorpresas.

Mi recomendación es que tanto para comer como para cenar, paréis o en la Plaza Nueva o en alguna de las calles cercanas y degustéis los pintxos. Ibamos un poco asustados por los precios de los que nos habían hablado, pero sinceramente, por 15€ por persona tendrás una cena más que rica.

El segundo día aprovechad para pasear por la ribera del río, a través de los mercados de flores. Cruzad el puente y visitad la zona más nueva de Bilbao, su Museo Googenheim, que aunque no entréis seguro que merece la pena la visita por fuera, el Parque Republicano de Abano y el de Doña Casilda de Iturrizar, donde los peques podrán corretear y ver a los patos. Si os gusta el arte podéis ver también el Museo de Bellas Artes de Bilbao y si sois forofos del futbol podéis llegar hasta el estado de  San Mamés.

Portugalete

La excursión a Portugalete se plantea muy atractiva, ya que se encuentra a pocos minutos desde Bilbao. Para llegar solamente debéis de tomar el metro o el autobús y en 20 minutos estaréis allí. Portugalete es una población con mucho encanto. Lleno de cuestas (¡horror!), pero que cuenta con rampas y escaleras mecánicas (ufff, menos mal) para no morir en el intento de bajar hasta el río. La zona del río es la más atractiva, con un amplio paseo marítimo y un mercadillo, donde podrás tomarte un café, un refresco, escuchar a las bandas de música con el famoso puente colgante de uno de los arquitectos más famosos de la historia de España: Alberto de Palacio. Sin duda merece la pena pasar una tarde en esta bella ciudad.

San Juan de Gaztelugatxe

La verdad es que en esta familia somos grandes fans de Juego de Tronos. Ya desde antes de la serie, Álvaro había leido los libros. Así que saber que muchas escenas se habían rodado en el norte de España fue un subidón y una busqueda de referencias. San Juan de Gaztelugatxe es el lugar donde Daeneris desembarca en poniente. En la serie se mezcla la playa de Zumaia y este pequeño islote con casi 250 escalones y con una hermita dedicada a San Juan del S. X.

San Juan de Gaztelugatxe pertenece a la ciudad de Bermeo, en plena Reserva de la Biosfera de Urdaibai, una zona preciosa. Podéis visitarlo en vuestro camino de Bilbao a esta zona, donde nosotros elegimos alojarnos en Mundaca, meca española del surf.

Mundaca

Mundaca es un pequeño municipio en la Reserva de la Biosfera de Urdaibai. Tiene un encanto especial, como pueblo de pescadores y meca de surferos de España y de todo el mundo, por una gran ola que se forma en sus aguas.

Tiene unas callejuelas que debéis recorrer, varias animadas plazas y un paseo marítimo precioso, con iglesia incluida. Si os hace buen tiempo también podréis disfrutar de la playa y de las formaciones arenosas que se crean según sube o baja la marea.

Zarauz

Zarauz es una pequeña ciudad de la que estamos enamorados. Tiene un paseo marítimo amplio y muy largo, lleno de terrazas y actividades, como un parque de skate, canchas de baloncesto, tiendas de surf, etc… El paseo se culmina con una amplia y larga playa, estupenda para los amantes del surf y para los que desean relajarse. El ambiente es muy agradable, lleno de gente joven y con niños.

El pueblo en si, por detrás del paseo marítimo, es muy agradable también. Con limpias calles y plazas donde poder degustar los típicos pintxos.

Si algún día somos ricos nos compraremos una casita con vistas al mar en Zarauz 🙂

San Sebastián

San Sebastián fue otra de esas ciudades que nos enamoraron. A Irene le gustó más Bilbao y a mi (Álvaro) un poco más San Sebastián. Es cuestión de gustos. Dos días en San Sebastián os darán de sobra para poder visitar gran parte de la ciudad. Nuestros imprescindibles son:

  • La zona antigua y la Basílica de Nuestra Señora del Coro.
  • Dar una vuelta por el Monte Urgull y observar las gigantescas olas y la panorámica de San Sebastián.
  • Ver la famosa Catedral del Buen Pastor.
  • Daros un baño en la Playa de la Concha (en nuestro caso era la primera vez con Alvarito en la playa y le fascinó eso de comer arena).
  • Tapear por la zona antigua, exquisitos pintxos.
  • Pasear por La Concha hasta el Palacio de Miramar.
  • Para niños más grandes, el funicular y el parque de atracciones de Monte Igueldo.

¿Por qué visitar el País Vasco con niños?

  • Distancias muy cortas en coche. De Bilbao a San Sebastián es apenas 1 hora y media. Si además haces paradas entre medias en pueblos como Zumaia, Mundaca o Zarauz, el viaje se hace muy ameno.
  • Variedad de planes: Podrás tener de todo un poco, desde paseos marítimos, naturaleza, playa, surf, montaña, senderismo, parques…
  • Adaptado para los más peques: La mayoría de ciudades están muy bien adaptadas para viajar con peques. Hay muchos parques, muchas zonas peatonales por lo que los peques podrán corretear y no aburrirse, música en directo en los paseos, accesibilidad en las aceras,…
  • Comida espectacular: Aunque siempre nos habían hablado de lo caro que es el País Vasco, no nos resultó para nada escandaloso, y muy en la linea de Madrid. Quizás si venís de otras provincias os resulta más llamativo. Salir de pintxos y quedaros con la tripa llena, no debería de costar más de 15€ por persona, comiendo una gran variedad de pintxos deliciosos y de una calidad muy alta.

¿Os ha gustado nuestra propuesta para viajar con niños al País Vasco?

¿Qué otros pueblecitos o rincones nos aconsejáis en el País Vasco para ir con niños?

¡Contadnos vuestras experiencias!

¡Vótanos! 🙂

Deja un comentario