Dónde alojarse en Katmandú

En Kathmandu nos alojamos en probablemente el mejor hotel del viaje: Rama Inn.

Ubicado a unos 10 minutos andando desde el barrio de Thamel, probablemente el barrio más chulo de la ciudad y por excelencia el barrio mochilero. Aquí podrás encontrar mercados, restaurantes, tiendas, discotecas,… de todo. Katmandú no tiene nada que ver con el resto de Nepal, aunque hay zonas que por supuesto conservan su esencia.

En Thamel sin ninguna duda podrás encontrar alojamientos de todos los rangos, aunque la mayoría son económicos.

Cómo llegar a Katmandú

Katmandú es el principal punto de entrada y salida de Nepal. Es la capital actual del país y como tal cuenta con unas infraestructuras más desarrolladas que en el resto del país.

Avión: Cuenta con un aeropuerto con vuelos tanto nacionales como internacionales. Nosotros volamos a India (Nueva Delhi), accedimos a Nepal por Lumbini y salimos desde Nepal con un vuelo combinado, una buena opción si quieres combinar Nepal con otros países.

Para llegar a/desde el aeropuerto hasta el centro de la ciudad lo más cómodo y no muy caro es el taxi (unos 400 NPR)

Autobús turístico: Cuenta con salidas hacia diversas ciudades de Nepal como Pokhara. Salen desde la calle Kantipath y sale a las 7.30 y llega a las 14.30.

Autobús local: Igualmente con salidas hacia cualquier ciudad de Nepal. Salen desde la estación de Gongabu y cuesta unos 700 NPR. El autobús sale a las 7.30 y llega sobre las 14.30.

Qué ver en Katmandú

Día 1 en Katmandú

El primer día en Katmandú proponemos que sea para visitar los alrededores de la ciudad. En ellos podemos encontrar algunos de los highlights no solo de Katmandú, sino de Nepal. Estos Highlights son las dos grandes stupas budistas de Swayambnath y Boudhanath, la ciudad imperial de Patan y la llamada «pequeña Varanasi» o Pashupatinath. Hay que tener en cuenta que Katmandú es una ciudad enorme y en la que el tráfico es muy lento. Por lo que si podéis visitar estos 4 puntos emblemáticos, tendréis un día redondo.

Stupa Swayambnath

Comenzamos nuestro día con la visita a la Stupa Swayambnath, a unos 40 minutos desde el hotel en taxi. Esta stupa se encuentra en lo alto de una montaña a la que se accede por una larga escalinata (aunque hay una entrada algo más arriba, por si queréis decirle al taxista que os deje allí y así os ahorráis unas cuantas escaleras). Una vez dejéis atrás la primera escalinata accedéis a la base del templo, donde podréis ver una fuente con una estatua de Buda y con una especie de olla a sus pies. Si conseguís colar alguna moneda dentro obtendréis 100 años de suerte (nosotros no lo conseguimos 🙁 ). Todo el templo está lleno de monos que vienen y van y que se columpian donde les apetece (tened cuidado si lleváis comida ya que pueden ser muy insistentes, y seguro que no queréis un mono cabreado detrás de vosotros). Tras la segunda escalinata llegaréis a una gran explanada llena de pequeñas ministupas de piedra en honor a Buda. De fondo podréis ver la imponente gran stipa, rodeada por cilindros que han de ser girados en sentido de las agujas del reloj (si además recitas un mantra, ¡ya lo clavas!). En esta explanada además tendrás numerosas tiendas donde comprar algún recuerdo.

Katmandú - Stupa Swayambnath
Katmandú – Stupa Swayambnath
Patan

Patan era junto con Bhaktapur y Katmandú una de las 3 grandes capitales de los 3 reinos nepalíes antes de unirse para combatir la invasión de los chinos. Hoy en día es una pequeña ciudad que forma parte de Katmandú, pero rebosa en esplendor y belleza. Su plaza principal está compuesta por varios templos de tallado precioso, aunque se puede ver como afectó el terremoto en las estructuras y en algunos templos que aun están destruidos. Hay dos grandes columnas que presiden la plaza y una de ellas ya está totalmente reconstruida. Cuenta con un interesante museo en el que podréis ver estatuas y objetos budistas e hindús, explicaciones sobre el arte, las posiciones de las manos (mudras), los diferentes «demonios», como distinguir a los diferentes dioses, etc… Merece la pena perderse por Patan. Sus calles esconden muchos secretos, jardines ocultos, estatuas enormes de Buda entre sus edificios…

Katmandú - Patan
Katmandú – Patan
Stupa Boudhanath

Es considerada la stupa más grande de toda Asia y es uno de los mayores centros de peregrinación de budistas de todo el mundo. Se encuentra en una gran plaza, casi invisible desde fuera, ya que la esconden los edificios a su alrededor. Desde el cielo se puede ver su forma de mandala blanco. Aquí es un buen sitio para comer. Podéis buscar alguno de los restaurantes de la plaza con vistas a la stupa, y aunque seguramente será algo caro y la comida no sea muy allá, disfrutaréis de unas vistas preciosas y podréis descansar vuestras seguramente doloridas piernas. La stupa es enorme en superficie. Podréis subir a ella por la entrada situada en el otro extremo de la entrada de la plaza. Las banderas de oración nepalíes cuelgan desde la punta de la estupa hacia las esquinas y con el viento ondean al aire. Recorriendo la stupa podréis obtener preciosas fotos.

Nepal - Stupa Boudhanath
Nepal – Stupa Boudhanath
Pashupatinath

También llamada la pequeña Varanasi. Un pequeño tramo de río alberga algunas gats (puertas) y crematorios donde los monjes hindús dan la llama sagrada para incinerar a los muertos. El complejo está compuesto por numerosos templos. Conviene visitarlo ya al atardecer, para (si uno tiene estómago) poder ver alguna de las cremaciones.

Katmandú - Pashupatinath
Katmandú – Pashupatinath
Día 2 en Katmandú
Durbar Square

Durbar Square es la plaza principal de la Katmandú imperial y también articula la ciudad moderna. En ella se encuentran numerosos templos de estilo pagoda y merece la pena pasar el día visitándola. Encontrarás templos enormes dedicados a numerosos dioses y también pequeños templos custodiados por un solo dios a los que se les ofrece leche, flores y comida. Podrás ver muchos sadhus (monjes hindúes) y mujeres que cantan sus mantras (si quieres hacerles fotos, te pedirán una donación).

Katmandú - Durbar Square
Katmandú – Durbar Square

También encontrarás la casa de Kumari, la niña-diosa viviente de Katmandú, o reencarnación de la diosa Taleju. Es seleccionada a su nacimiento por los monjes hinduistas y se la «llevan» junto con su familia a vivir a este palacio ubicado en la zona sur de la plaza Durbar. Aquí es venerada y tratada como una diosa hasta que le llega la menstruación, momento en el que el espíritu de Taleju pasa a una nueva bebé. Todos los días aparece a una hora específica durante unos segundos por la ventana del patio interior de su palacio (la verdad es que nos dio penita).

Katmandú - Durbar Square
Katmandú – Durbar Square
Día 3 en Katmandú
Barrio Thamel y últimas compras

El último día hay varios planes que se pueden hacer, o incluso podéis repetir alguna de las ciudades cercanas como Bhaktapur o Patán. También podéis hacer una excursión por las montañas y los arrozales de Nagarkot si no lo habéis visitado aun.

Nagarkot vistas
Nagarkot vistas

A nosotros el último día, después de 21 días de viaje por India y Nepal, nos apetecía descansar un poco y hacer nuestras últimas compras. Así que aprovechamos para disfrutar del barrio de Thamel. Compramos té y especias. Una camisa nepalí para nuestro peque. Descansamos en alguno de los deliciosos restaurantes que visitamos (O2K es nuestra recomendación). También os recomendamos que deis alguna clase de yoga o de meditación, que podréis organizar fácilmente desde el barrio Thamel.

Katmandú - Thamel
Katmandú – Thamel

También aprovechamos para descubrir la noche nepalí, en una discoteca de la plaza principal del barrio de Thamel. Sin duda debéis experimentarla. Pero ni se os ocurra entrar en los Dance Bars, aunque quizás el nombre incita al viajero, por lo visto uno sale de ahí hasta sin ropa.

Y hasta aquí llega nuestro post sobre Katmandú. Esperamos que hayáis disfrutado de nuestra guía completa de Nepal y que os haya ayudado a organizaros el viaje. A decidir que hacer en Pokhara, si visitar los templos de Lumbini, o recorrer la jungla de Chitwan.

Si hat algo que nos hemos dejado de Katmandú, por favor avisadnos y contadnos vuestras experiencias.

¿Cuál fue tu lugar favorito de Katmandú?

¡Cuéntanos tu viaje y si hay cosas que nos quedan por descubrir en Katmandú y Nepal!

¡Vótanos! 🙂

Deja un comentario