Cómo llegar Islas Ballestas

Para llegar Islas Ballestas tendréis que dirigiros hacia Paracas, un pequeño pueblo ubicado justo en frente de las estas famosas islas,a unos 260 Km al sur de Lima. El pueblo es un pequeño conjunto de casas de adobe, que da una primera impresión de pobreza, debido a que muchas de ellas están semidestruidas. Paracas se dedica prácticamente en exclusiva al turismo y poco a poco empieza a haber grandes complejos hoteleros, sin llegar a verse mucho aun. Para llegar a Paracas, lo más cómodo es que salgáis desde Lima.

Autobús: Cruz del Sur ofrece autobuses muy cómodos y rápidos hasta Paracas (Ica) una vez al día y por un precio de entre 50 y 70 PEN.

Dónde alojarse en Islas Ballestas

En Paracas hay suficientes hoteles de todos los rangos de precio. Recomendamos hacer la reserva y pedir al hotel que os recojan en la estación de autobuses, ya que esta está un poco alejada de los hoteles. Tendréis opciones económicas como: Hotel Gran Palma, Paracas Backpacker House, u otras opciones algo más caras y lujosas como: Hotel Libertador Paracas, Doubletree by Hilton y La Hacienda Bahía Paracas. Aquí tenéis un listado completo: Hoteles en Paracas.

Islas Ballestas

Las Islas Ballestas también son apodadas como las “Galápagos del pobre”, aunque yo las apodaría más bien “las Galápagos de Perú”. No porque sea muy costoso viajar a ellas, todo lo contrario, pero porque parece que le quitamos mérito a un complejo tan bello.

Islas Ballestas
Islas Ballestas

Para ver las islas tendrás que adquirir tus entradas con alguna de las agencias de viaje que venden el tour. El tour consiste en embarcar en unas lanchas descubiertas (no os olvidéis los chalecos impermeables y si podéis un gorrito… hay muchas posibilidades de que uno de los millones de pelícanos hagan caca encima de vuestras cabezas) e ir visitando el complejo de pequeñas islitas que hay cerca de la costa de Ica.

El tour dura cerca de 2 horas y media y comienza a las 7:30 de la mañana, por lo que tenedlo en cuenta cuando cojáis el autobús desde Lima. En la primera media hora, en la que la lancha se aleja de la costa se visita El Candelabro, un famoso geoglifo. Durante el resto del tiempo iréis visitando las diferentes formaciones rocosas, cuevas, arcos de roca,… y viendo todo tipo de animales marinos y aves. Aunque se podrán apreciar desde muy cerca, merece la pena llevar unos prismáticos.

Islas Ballestas
Islas Ballestas

En las islas y rocas veréis una gruesa capa blanca… que adivinad de que se trata: guano (caca de pelícano). Aunque parezca mentira tiene un gran valor, y dejan que esta capa crezca metros antes de retirarla. Perú está entre los mayores exportadores de guano del mundo, que sirve como fertilizante natural de plantas.

 

 

Animales que podrás ver en Islas Ballestas

Pingüinos de Humboldt

Pingüinos Humboldt en Islas Paracas
Pingüinos Humboldt en Islas Ballestas

Pelícanos

Pelicanos en Islas Ballestas
Pelicanos en Islas Ballestas

Lobos marinos

Leones marinos en Islas Ballestas
Leones marinos en Islas Ballestas

Leones marinos

Leones marinos en Islas Ballestas
Leones marinos en Islas Ballestas

La Reserva Nacional de Paracas

Cuando finalice vuestro tour por las Islas Ballestas, sin duda no debéis dejar la oportunidad de visitar la preciosa Reserva Nacional de Paracas. Esta reserva ocupa la mayor parte de la península de Paracas y es un gran desierto que sorprende muchísimo por su inesperada presencia y belleza. Para visitarlo se puede contratar con un pack con las Islas Ballestas (es lo que hicimos nosotros) o también se puede alquilar un moto-taxi para recorrerlo. La Reserva Nacional de Paracas tiene varios puntos interesantes:

Reserva Nacional de Paracas
Reserva Nacional de Paracas

Museo Julio C. Tello y Centro de interpretación: Este museo y el pequeño centro de interpretación tienen un coste de 5 PEN y están ubicados el uno junto al otro. En ellos podréis ver un vídeo destinado más bien a escolares y algunas exposiciones interesantes sobre fauna, flora, geología y arqueología.

Necrópolis de Paracas: Esta necrópolis, ubicada muy cerca del centro de visitantes tiene una antigüedad de más de 5000 años y perteneciente a la cultura paracas, muy anterior a la inca. En la necrópolis se descubrieron 400 paquetes funerarios envueltos con ricas telas de colores. Muchos de ellos se exponen en el Museo Larco de Lima y en el Mideo Regional de Ica.

Playa La Mina: Es una de las primeras paradas en vuestra ruta por la península de La Reserva Nacional de Paracas. Es una preciosa playa rocosa en la que podréis tomar unas fotos y descansar mientras se observan las aves. En vuestra próxima parada podréis daros un buen almuerzo, no os preocupéis.

Playa La Mina - Reserva Nacional de Paracas
Playa La Mina – Reserva Nacional de Paracas
Playa Roja - Reserva Nacional de Paracas
Playa Roja – Reserva Nacional de Paracas

Lagunillas: Este pequeño pueblecito que lo componen 3 casas y 3 restaurantes es el sitio ideal para hacer un descanso. En cualquiera de los 3 restaurantes podréis disfrutar de un delicioso ceviche con pescado fresco. Además mientras disfrutáis de tal manjar, podréis observar la costa y sus aves, como pescan en el oleaje y se pelean por los pequeños peces.

Lagunilla - Reserva Nacional de Paracas
Lagunilla – Reserva Nacional de Paracas
Ceviche en Lagunilla
Ceviche en Lagunilla

 

Punta Arquillo: Es una de las paradas obligatorias en la ruta bordeando la península. Se trata de un maravilloso mirador, con vistas a unos infinitos acantilados y en cuyas rocas si tenéis suerte podréis observar leones marinos. No es aconsejable bañarse en esta zona, pues hay medusas de hasta 70 cm de diámetro y con tentáculos de 1 metro de longitud… solo apto para valientes y suicidas.

Punta Arquillo - Reserva Nacional de Paracas
Punta Arquillo – Reserva Nacional de Paracas

Playa Yumaque y La Catedral: Otra de las playas, que hasta el 2007 fue uno de los puntos más bonitos de la reserva. En ella había un gran arco de piedra llamado La Catedral y que un terremoto destruyó.

Geoglifo Cadelabro: Esta gigantesca figura de tres puntas, de más de 150 metros de longitud y 50 metros de ancho fue grabada en las colinas arenosas de la Reserva Nacional de Paracas. Se sabe muy poco de ellas aunque muchos las relacionan con las Líneas de Nazca. Tiene la apariencia de una planta o cactus. Parece mentira que desde entonces se siga apreciando, pero los vientos hacen que la arena no lo tape nunca por completo y que siempre se pueda seguir observando.

Geoglifo Candelabro - Islas Ballestas
Geoglifo Candelabro – Islas Ballestas

¿Habéis tenido la suerte de visitar las Islas Ballestas y la Reserva Nacional de Paracas?

Para nosotros fue uno de los puntos fuertes e inesperados de nuestro viaje a Perú.

Así que te recomendamos… ¡Que no te lo pierdas!

¡Vótanos! 🙂

Deja un comentario