Cómo llegar a Chiclayo

Avión: Chiclayo cuenta con un pequeño aeropuerto con vuelos a diario a Lima. Las aerolíneas que operan son LAN y TACA y el precio es de unos 97 PEN / 25 €.

Autobús: Cruz del Sur, Movil Tours entre otras muchas compañías ofrecen trayectos diarios a Chiclayo y Lima. El precio ronda los 49 PEN / 12 € y hay un autobús nocturno con el que os ahorraréis una noche, aunque son unas 15 horas entre Lima y Chiclayo.

Dónde alojarse en Chiclayo

En Chiclayo podréis encontrar hoteles para todos los presupuestos. Desde pequeños hostels a hoteles para grandes presupuestos. Nosotros recomendamos el Hotel Embajador que es donde Irene y yo nos alojamos. Es de colores llamativos como el naranja y el amarillo y si tienes suerte tendrás un jacuzzi en la habitación. Los precios rondan los 120 PEN / 30 € en habitación doble con desayuno.

Entre las opciones más económicas tienes: Hotel Paraíso, Hostal Sicán u Hostal Victoria.

Y entre las más caras tienes: Hotel Mochiks, Casa Andina Select Chiclayo o Costa del Sol.

Plaza de armas - Chiclayo
Plaza de armas – Chiclayo

La ciudad de Chiclayo

La ciudad de Chiclayo, aunque pequeña, merece la pena una visita de un día en vuestro camino. Es una preciosa ciudad colonial fundada en el S. XVI por misioneros españoles. Fue creada pensando en crear un punto intermedio en la ruta comercial entre la costa y la selva, por lo que ganó un gran protagonismo en la zona, convirtiéndose en una ciudad muy animada. Además cuenta con dos puntos arqueológicos importantes mochica y chimú.

Además tiene una bonita Plaza de Armas y un mercado tradicional en el que destacan los curanderos y los chamanes, con todo tipo de hierbas medicinales, objetos mágicos, etc… Al lado de la Plaza de Armas, en el Parque Principal podréis ver la Catedral de Chiclayo de estilo neoclásico y el Paseo de las Musas, un bonito parque en el que podréis descansar vuestros pies y conocer a algunos peruanos simpáticos.

Catedral de Chiclayo
Catedral de Chiclayo

Para mi, como turistólogo y estudiante de historia del arte, el punto fuerte de la ciudad era la tumba real mochica en Sipán (entrada cuesta 8 PEN y tiene horarios amplios). Esta tumba se descubrió en 1987 y las excavaciones siguen hoy en día en sus alrededores. La Tumba del Señor de Sipán está englobada por un gran museo moderno, con forma inspirada en las pirámides precolombinas. Es un museo muy bonito, tanto por dentro como por fuera. En su momento fue un gran hallazgo y hasta entonces fue la única tumba descubierta de un gran señor de la época precolombina, lo que arrojó mucha luz sobre los ritos funerarios, ajuares, etc… Hay que mencionar que muchísimas tumbas que se encuentran están ya saqueadas. Este es un gran problema en Perú, los “huaqueros”, que hoy en día siguen buscando y profanando tumbas.

Museo de la Tumba del Señor de Sipán - Chiclayo
Museo de la Tumba del Señor de Sipán – Chiclayo

En el museo podréis encontrar la propia tumba con su disposición original, otras tumbas funerarias, más de 2000 piezas de oro, ajuares funerarios, piezas de cerámica preciosas… en fin, un paseo brillante que os enseñará multitud de cosas sobre las antiguas civilizaciones que reinaban es el norte de Perú.

 

¿Y vosotros hicisteis parada en Chiclayo?

¿Os gusto el Museo de la Tumba del Señor de Sipán?

¿Algo más que nos recomendéis en Chiclayo?

 

¡Vótanos! 🙂

Deja un comentario