Cómo llegar

Arequipa se encuentra relativamente al sur de Perú, en una zona en la que viajar en autobús merece la pena siempre que se vaya en un recorrido que vaya por ejemplo desde Lima y pare en varias ciudades como Paracas o Nazca. Nosotros decidimos hacer Paracas (Islas Ballestas y la Reserva Nacional de Paracas en un día desde Lima) y luego tomar un avión hasta Arequipa, ya que llevábamos muchas horas de autobús encima desde Kuelap a Lima. Pero aquí os ponemos todas las alternativas para que podáis decidir:

Avión: Arequipa cuenta con un aeropuerto situado muy cerca del centro de la ciudad, apenas 10 minutos en taxi (unos 15 PEN), el Aeropuerto Internacional Rodríguez Ballón. LAN cuenta con vuelos diarios desde Lima y Cuzco y no son muy caros, en torno a los 50-70 €, lo que para nosotros hizo que mereciese la pena tomar el avión.

Autobús: Hay suficientes opciones para que el autobús sea una buena alternativa, tanto si se planea venir desde Chile o Argentina (con la empresa de autobuses Ormeño) o desde el mismo Perú. Las dos compañías que siempre recomendamos por su comodidad y aunque son levemente más caras que las demás son Cruz del Sur y Ormeño. Ir con AC, televisión, asientos muy cómodos y reclinables (en los nocturnos incluso reclinables 180º) merece la pena pagar lo poco más que cuestan. Aquí tenéis su página web desde la que podéis ver todos los recorridos y horarios: Cruz del Sur.

Dónde alojarse

Arequipa cuenta con un centro histórico en un estado envidiable. Nuestra recomendación es que os alojéis en él, pues encontraréis hoteles para todos los presupuestos y en edificios muy bellos y desde los que podréis acceder fácil y rápidamente a todas las atracciones turísticas de esta preciosa ciudad.

Catedral de Arequipa y vistas sobre volcán Misti
Catedral de Arequipa y vistas sobre volcán Misti

Nosotros os podemos recomendar Hostal Casona Solar, que fue donde nos alojamos. Con unos preciosos jardines interiores y unas habitaciones amplias, bonitas y limpias y un precio de alrededor de los 100 PEN (calidad precio inmejorable).

Tenéis otras opciones más económicas como La Casa Blanca, La Casa del Sillar o Los Andes Bed & Breakfast.

También tenéis algunas opciones más lujosas (aunque dudo que mejoren la relación calidad precio) como Los Tambos, Casa Andina o Libertador Ciudad Blanca.

La ciudad de Arequipa

Arequipa es una de las ciudades coloniales más bellas en las que hemos estado (junto con Trinidad, Cuba). Además de tener un centro histórico totalmente envidiable y con edificios una arquitectura exquisita de estilo barroco-mestiza y perfectamente conservada, tiene un gran plus, y es que se tiene de telón de fondo el volcán Misti y toda una cordillera nevada de montañas que esconden dos de los cañones más profundos del mundo: Los cañones del Colca.

Vistas desde Monasterio de Santa Catalina - Arequipa
Vistas desde Monasterio de Santa Catalina – Arequipa

Además también cuenta con otra ventaja, que algunos verán como desventaja. Arequipa no está incluido en los típicos tours turísticos internacionales en los que se visita el Machu Pichu, Lima y quizás el lago Titicaca. Por lo que se respira un aire tranquilo y podréis pasear con tranquilidad por sus calles, a la vez que los lugareños os mirarán y sonreirán agradecidos.

Y otro además más. Arequipa se considera como una de las capitales gastronómicas de Perú, siendo una de las responsables de la renovada puesta en valor de su gastronomía, con platos tan ricos y suculentos como el rocoto relleno (un pimiento picante relleno de carne) o el chupe de camarones.

Rocoto relleno - gastronomía en Arequipa
Rocoto relleno – gastronomía en Arequipa

Así que no dudéis en visitar sus restaurantes (sobre todo el restaurante Zingaro, en pleno centro de la ciudad).

Gestronomía peruana
Gestronomía peruana

Arequipa tiene una historia curiosa sobre su nacimiento. Fue re-fundada por los españoles el 15 de agosto de 1540 (fiesta local). Pero se cree que los pueblos procedentes del Lago Titicaca, los aimara, dieron su nombre dándole el significado de “ari” (pico) y “quipa” (detrás), por lo tanto “detrás del pico”. La ciudad de Arequipa está ubicada en una zona de muchos movimientos sísmicos y fue destruida por completo por terremotos y por erupciones de los 3 volcanes que la rodean en 1600. A lo largo de los años ha sufrido numerosos incidentes, el último en 2001, aunque eso no ha hecho que el centro histórico y sus edificios más emblemáticos se hayan conservado en perfecto estado.

A continuación os contamos cuales son los puntos que no podéis perderos en Arequipa, aunque ya solamente con pasear por las calles con las nevadas montañas de fondo, harán que la visita haya merecido la pena. Todos ellos están muy cerca unos de otros y te dará tiempo a visitarlos en un día completo, haciendo una parada para degustar la deliciosa comida de Arequipa:

Monasterio de Santa Catalina: Probablemente uno de los mayores atractivos de Arequipa. Se localizará fácilmente debido a su gran extensión y a los altos y anchos muros de piedra que la protegen. En el Monasterio se podrá no solamente admirar uno de los edificios más bonitos de la ciudad, sino que además a través de él se conocerán la historia y las costumbres de los lugareños y de Arequipa. A la entrada se dispone de un guía por 20 PEN, que sin duda merece la pena contratar. Te llevará por todas sus dependencias y te contará la historia de su creación y sus secretos.

Monasterio de Santa Catalina - Arequipa
Monasterio de Santa Catalina – Arequipa

Fue fundada en 1580 y desde entonces se construyeron el Claustro de las Novicias, el Claustro de los Naranjos, la Sala Profundis, calles preciosas llenas de flores y color como la calle Córdoba, Toledo o Burgos, e incluso sus pequeñas plazas.

http://papasporelmundo.com/wp-content/uploads/2018/06/monasterio3.jpg

Museo Santuario Andinos: Este lúgubre museo tiene una pequeña joya: una momia congelada llamada la “Doncella de Hielo”. Su cuerpo se mantiene a -20 grados para que se conserve en perfecto estado y la verdad es que es impactante. Tanto la propia momia, como su historia. La historia de una pequeña niña inca de 12 años que fue sacrificada a los dioses. Además podréis ver multitud de objetos precolombinos e incas. Sin duda merece la pena los 20 PEN que cuesta la entrada y que incluye un guía local.

Plaza de Armas: La Plaza Mayor de Arequipa es impresionante. Es el culmen de la arquitectura colonial de la ciudad y está rodeada por unos bellos balcones y columnas. Uno de sus lados está presidido por la Catedral de Arequipa, imponente frente a la Plaza de Armas.

Plaza de Armas - Arequipa
Plaza de Armas – Arequipa

Catedral de Arequipa: El principal monumento religioso de Arequipa fue construido en 1656. Aunque fue destruido varias veces debido a terremotos e incendios, se consiguió que la catedral luciese como su original. Su interior es espacioso y voluminoso, con grandes fuentes de luz y coronado por un altar que exhibe a los 12 apostoles.

Catedral de Arequipa
Catedral de Arequipa

Iglesia de la Compañía: Esta pequeña iglesia está ubicada igualmente en la Plaza de Armas, en una de sus esquinas. Tiene una impresionante fachada de estilo churrigueresco (un barroco recargado que nace en España a finales del S. XVII). En su interior se podrán ver sus excepcionales capillas, el claustro y un altar recubierto en pan de oro que llama la atención.

Iglesia de la Compañía - Arequipa
Iglesia de la Compañía – Arequipa

Monasterio de la Recoleta: Este monasterio está ubicado algo más alejado del centro. Fue reconstruido completamente y hoy en día tiene un interesante museo de objetos del Amazonas que diferentes misioneros fueron encontrando.

Museo de Arte Virreinal de Santa Teresa: Este museo está ubicado en un convento carmelita del S. XVII. Dispone de unas galerías preciosamente decoradas, murales, arte de la época precolonial, y otros objetos históricos.

Casa del Moral: Es un pequeño museo en el que se podrán ver mapas antiguos, arte religioso y una bonita colección de monedas. Debe su nombre a un próspero árbol de más de 200 años de antigüedad.

Museo Arqueológico de la Universidad Católica de Santa María: El museo ofrece exposiciones y objetos sobre los yacimientos arqueológicos de toda la zona de Arequipa. Es gratuito y el pago es la voluntad.

Calle en Monasterio de Santa Catalina - Arequipa
Calle en Monasterio de Santa Catalina – Arequipa

El Cañon del Colca

Camino al Cañón del Colca
Camino al Cañón del Colca

El Cañón del Colca es una maravillosa Reserva Nacional ubicada cerca de Arequipa. Se puede visitar tanto en autobuses públicos como concertando un tour. Nosotros conseguimos un tour en Arequipa que nos organizó la visita al cañón y que luego nos llevó hasta Puno, en el Lago Titicaca.

Cuidado... ¡Alpacas!
Cuidado… ¡Alpacas!

En la ruta hacia Chivay, el pueblo principal del Cañón del Colca, llegaréis a ascender hasta los casi 5000 metros de altitud, lo que os dejará con un mareo y un tembleque en las piernas. A Irene le entró algo de mal de altura, o eso nos dijo la guía (vómitos, mareo, etc…). Nosotros llevamos nuestras hojas de coca y seguimos todos los rituales locales. En un punto en el camino, en uno de los de mayor altitud, podréis divisar las raras formas de las rocas ocasionadas por el viento, y una postal de ensueño con hasta 8 volcanes a la vez.

Mirador de los Andes - Cañón del Colca
Mirador de los Andes – Cañón del Colca

Durante este viaje sentirás multitud de sensaciones. Iras viendo cambiar el paisaje, de montañoso a volcanoso, de estepa a tierras de cultivo, de cañones infranqueables a pequeños pueblos hospitalarios… Sin duda merece la pena conocer esta Reserva. Y es que estamos hablando del 2º cañón más profundo del mundo, con una profundidad que supera por casi el doble al Gran Cañón de Colorado.

Alvaro y Alpaca
Alvaro y Alpaca

El río del Colca se abre paso a una gran profundidad, dejando a su paso un verde camino de palmeras y tierras de cultivo similares a los campos de arroz asiáticos, pues las culturas precoloniales también eran expertas en aprovechar las inclinaciones del terreno para crear sus terrenos en los que cultivar arroz, quinoa, maíz, patata,…

Terrazas de cultivo - Cañón del Colca
Terrazas de cultivo – Cañón del Colca

Según se va ascendiendo el terreno se vuelve más seco y rocoso, y podemos ver multitud de cactus y lo que es más interesante aun, los cóndor revoloteando por las corrientes de aire que se generan entre las dos paredes del cañón.

Vistas del Cañón del Colca
Vistas del Cañón del Colca

El punto principal del cañón se llama Cruz del Cóndor y desde él podréis admirar los cóndor y las montañas nevadas a lo lejos.

Familia de Cóndor - Cañón del Colca
Familia de Cóndor – Cañón del Colca

La mayoría de tours hacen parada para pernoctar en Chivay, un pequeño pueblo en la zona media del cañón, que cuenta con algunos alojamientos básicos y que a pesar de recibir la mayor parte del turismo de toda la zona, ha sabido mantenerse como un pequeño pueblo tradicional. Las mujeres aun visten sus trajes tradicionales y llevan los típicos gorros, que las diferencian según de cual de los dos pueblos originarios sean descendientes.

Niña peruana - Cañón del Colca
Niña peruana – Cañón del Colca

Si además se ha contratado un tour, probablemente se visiten otros pequeños pueblecitos donde se puede ver la vida prácticamente inalterada, como Yanque, Sibayo o Coporaque y donde se respira una especie de magia peruana. Además podréis degustar platos típicos de los pueblos de la zona con muy pocas influencias internacionales, algo que tiene muchísimo encanto. Por cierto, tenéis que probar el helado de cactus, es una delicia que (creo) que solo podréis probar aquí, así como el “arroz con leche”, pero que en vez de arroz lleva quinoa y en vez de leche dulce de leche. Una exquisitez.

Helado de Cactus - Cañón del Colca
Helado de Cactus – Cañón del Colca

 

¿Habéis incluido Arequipa y el Cañón del Colca en vuestra ruta de Perú?

¿Visitastéis algún pueblecito que os dejó alguna anecdota grabada?

¡Contadnos todo lo que os marcó en vuestro viaje a Perú!

 

 

¡Vótanos! 🙂

Deja un comentario